martes, 17 de agosto de 2010

Comunicados de CNP Nacional y Un Mundo sin Mordaza-Nacional


EL CNP ANTE LA COACCIÓN A LOS COLEGAS QUE CUBREN LA FUENTE DE SUCESOS

La publicación en primera página de El Nacional del interior de la morgue de Bello Monte, el viernes 13 de agosto, generó que algunos organismos policiales reaccionaran y decidieran entorpecer, aún más, el acceso de los periodistas de sucesos a la información generada en esas dependencias públicas, tal como se evidencia en las medidas adoptadas por la directora de medicina forense de la citada morgue, al apostar funcionarios policiales con la clara intención de amedrentar a los reporteros que cubren la fuente. Esta acción se suma a una cultura de «secretismo» que se ha enquistado en las dependencias públicas en la que cualquier funcionario, temiendo quizá por su cargo u obedeciendo directrices superiores, prefiere callar y acallar, antes de dejar que la ciudadanía ejerza su derecho a saber.

Asimismo, aduciendo la protección de los «derechos colectivos y difusos de las niñas, niños y adolescentes», el Ministerio Público notificó al diario El Nacional de una prohibición de publicar imágenes que, según el despacho, produzcan «terror y alteren la integridad síquica» de los menores. Esta resolución nos preocupa por el efecto de autocensura que se puede generar dentro de ese y otros medios de comunicación social, ya que queda a criterio de cada cual qué imagen puede o no tener los efectos antes mencionados, y que se utilice una causa noble como lo es la protección de los menores de edad como una excusa para silenciar a los medios.

Al «secreto» también se le suma el «desprestigio», tal como se evidencia en los sucesos de hoy frente al CICPC, cuando los funcionarios enfrentaron una manifestación de Voluntad Popular que exigía los datos de inseguridad, acusando a los medios de mentir, lo cual se contradice con los halagos que ese mismo organismo, en ocasión del día del periodista, hizo al entregarles un diploma en reconocimiento a la «ética y profesionalismo demostrados, en el desarrollo de las actividades periodísticas realizadas», según se puede leer todavía en la página oficial del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Interiores y Justicia (www.mpprij.gob.ve).

Acciones como estas se parecen a las adoptadas en el Estado Aragua, donde hay órdenes de negarles el acceso a la fuente policial de los reporteros de la zona, denunciadas recientemente ante la XXIII Convención Nacional y que fueron rechazadas por los delegados de todo el país. Aunque las medidas tienen poca importancia a la hora de que profesionales cabales como los agremiados en el CNP, que tienen un compromiso ético asumido ante el público de buscar información a toda costa, la mera pretensión gubernamental de querer obstaculizar la labor de los reporteros nos convoca a protestar, no sólo porque hace más difícil nuestra labor, sino porque pueden generar autocensura en otras personas que pudieran servirnos de fuente de información. Las medidas tomadas, además de fútiles, no resuelven el problema que los medios de comunicación están denunciando, sino que están dirigidas a vulnerar el derecho de la ciudadanía a buscar, difundir y recibir información veraz de parte de sus autoridades.

Las acciones de los cuerpos policiales en contra de los periodistas, a nuestro juicio, reflejan que las autoridades gubernamentales están más pendientes de cuidar su imagen que a los ciudadanos, y que pretenden acallar al mensajero antes que cumplir la labor para la que fueron electos: brindarle al colectivo un ambiente de seguridad y paz, por lo que les recordamos que la función pública está en servicio de la población y no de las políticas informativas de ningún gobierno. El acceso a la información es un derecho humano.
Junta Directiva Nacional
Colegio Nacional de Periodistas
Caracas, 17 de agosto de 2010

COMUNICADO DE UN MUNDO SIN MORDAZA
¡Ya basta Señores!
OPINAR NO ES UN DELITO
Ya basta, Señores del Ministerio Público, de la Fiscalía, del Cicpc, de la Defensoría del Pueblo y de todos aquellos títulos rimbombantes bajo los que se amparan las instituciones supuestas a velar por la justicia y el bienestar de los venezolanos,

Los invitamos a que se den cuenta  con qué facilidad se ponen al descubierto. Veamos  con detenimiento las artimañas  con que argumenta La Fiscalía para enfilar  sus baterías contra El Nacional: por una denuncia de una “organización estudiantil” que esgrime que la foto que pública El Nacional vulnera la integridad moral y psíquica de los púberes; el coro que acompaña la denuncia está conformado por : el Cicpc, la Defensoría del Pueblo y la presidenta del Instituto Autónomo Consejo Nacional de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes (Idena), títulos que con solo leerlos  producen  imágenes de Justicia, organismos y entes a los que los ciudadanos comunes, en un Estado de Derecho acudiríamos para solicitar protección y defensa.

Pero muérete que aquí, en este hermoso país tropical, no es así. Aquí en Venezuela cuando pensamos en ustedes, Señores, lo que nos entra en la mente es todo lo contrario: es soledad e indefensión. Señores, para muestra un botón, o mejor dos: el viernes 13  se producen los acontecimientos que reseñamos a continuación: asaltan en un autobús a 69 niños que se dirigían a un campamento vacacional en Higuerote y, por otra parte, una  bala perdida  hiere la pierna de una beisbolista  de la República China en pleno Campeonato Mundial  de Beisbol en el Fuerte Tiuna. Pero ustedes Señores, que ostentan cargos para hacer cumplir la Ley, pretenden seguir burlándose de ella en las narices de todos  los venezolanos y en vez de cumplir con su trabajo se dedican a denunciar y enjuiciar a El Nacional por una foto donde aparecen un montón de cuerpos en la morgue, que no es más que la triste realidad. 

Ese mismo viernes 13 dictan medida cautelar al General Antonio Rivero con prohibición de salir del país y " se le prohíbe expresar lo que tiene en su conciencia, le prohibieron dar cualquier tipo de declaración que comprometa a la Fuerza Armada" reporta Globovisión. Las razones que arguyen son la presunta comisión de los delitos militares  en "ultraje a la Fuerza Armada Nacional” y  la " revelación de noticias privadas o secretas de las Fuerzas Armadas en grado de continuidad". En este caso el “coro corito tamboré” viene protagonizado por  la Fiscalía Sexta Militar… una perlita. ¿El por qué? ¡Sencillito! El General retirado Antonio Rivero, denunció la presencia de cubanos en Las Fuerzas Armadas y declaró en el video “Los Guardianes de Chávez” realizado por los españoles Reporteros Cuatro y transmitido durante cada día de la semana que pasó por CNN En Español en su horario estelar.

¡Ya basta Señores! de incumplir con las responsabilidades adscritas a sus cargos, de trastocar las leyes para intimidar a la disidencia, para impedir la libertad de opinión, para amordazar a cualquier individuo, periódico o medio que ejerza su derecho a opinar. ¡Ya basta Señores! de incumplir la letra de la Constitución, que exige la protección de los derechos de los ciudadanos. La persecución contra el general Antonio Rivero y la investigación contra El Nacional son una desviación de sus atributos y sus funciones. Terminen de entender de una vez por todas que el respeto no se gana infligiendo amenazas y prisión. Gánense el respeto cumpliendo con su trabajo. Caigan en cuenta, Señores, que no nos van a callar, somos demasiados. Por cada uno que amordacen se levantarán 100 nuevas voces.

¡OPINAR NO ES UN DELITO!
Un Mundo Sin Mordaza